sábado, 31 de enero de 2009

Mi miedo



Comenzaré por hablar del miedo que le tengo a la vejes, sí, de eso quiero hablar hoy, y la verdad este es un tema del que no suelo hablar mucho, ya que es mi miedo, y no me gusta hablar de mis cosas y mucho menos de mis miedos, pero como ya comencé no me queda otra cosa más que terminar aunque si me diera la gana no lo terminaría, porque soy dueña de mis decisiones. Bueno, soy dueña “de mis decisiones” mas no puedo decidir si me quiero poner vieja o no y eso me molesta, porque siempre me ha gustado la frase Yo hago lo que me da la gana, y no solamente a mí a todo el mundo, es que esta es una frase que te da sensación de poder, y en una discusión siempre cae bien decir yo hago y digo lo que me da la gana!. Pero hasta donde tiene validez esta frase… porque a mí no me da la gana de ponerme vieja, no, pero aunque yo no quiera me voy a poner vieja.
Lo que más me molesta de la vejes es que casi todo lo que se hace cuando estás joven y fuerte lo recoges cuando esta viejo y ya no puedes con tu alma. Por ejemplo, a mi molesta la idea de de tener que ver a mis hijos graduados cuando ya yo este vieja, que horrible, porque?. Las personas se matan trabajando para cobrar el seguro social cundo estén viejos, otros yo los escucho que dicen; voy a trabajar como un burro para comprarme la casa de mis sueños, por supuesto que hay una gran probabilidad de que mueras en dicha casa de viejo. Ni hablar de la parte física, esta es la peor, cuando todo se empieza a desgarrar, cuando los huesos comienzan a fallar y se parten con facilidad, los del ex atleta, los del ex físicoculturista y los de las ex bailarinas, cuando no queda nada de lo que eras y te conviertes en un papel arrugado donde se lee con dificultad tu pasado, donde cada cana te grita sus preocupaciones sin que se lo hayas preguntado.
La vejes huele mal, porque hasta se respira, yo siempre he usado y de hecho, uso, y usaré, la expresión huele a viejo, porque ese olor existe esta en algunas partes, es más, en muchas partes. Cuando envejeces a casi nadie le agradas, ser viejo es para muchos como las raíces que estan en la superficie de la Tierra, que todo el mundo las tropieza y le pasan por encima, están allí sin función alguna. No importa que hayas hecho en tu vida o quien eras o que tan bueno eras, todos te ven como un simple viejo y punto. Pienso, creo y estoy casi segura, de que mi temor a la vejes tiene fundamentos firmes y concisos, de hecho, cuando pienso con el codo me pregunto que voy hacer cuando respire ese olor con más frecuencia…

1 comentario:

  1. No lo veo como tú. La vejez se puede vivir de muchas maneras, hay gente mayor muy interesante, con experiencia, con carisma, con sabiduría. También he visto jóvenes que huelen mal, estúpidos,necios y físicamente degradados... todo en esta vida es relativo y hemos de vivir cada etapa de nuestra vida desde el presente, transformando ese presente en algo eterno

    ResponderEliminar